MILENIUM

 

Una radio con las puertas abiertas de par en par.

A la vida…

Al cuidado de la naturaleza…

A la tolerancia…

Al respeto por los ideales y las creencias.

 

Abierta a la defensa de nuestros valores;

Abierta al futuro…

Al progreso…

A la honestidad…

A la armonía…

A la paz entre los hombres y los pueblos…

A la luz y a los colores…

 

Abierta a las aspiraciones;

A los sentimientos…

A los buenos sueños…

Y a la música del alma.

MILENIUM

Una radio para que mires la vida como es, y no como está...

 

Uno de los deportes tradicionales de Alaska es la tala de árboles.

Un joven que quería convertirse en un gran leñador, oyó hablar  del hombre que mejor manejaba el hacha  en toda la región y decidió ir a su encuentro.

– Quiero ser su discípulo. Quiero aprender a cortar árboles como usted.

El joven aprendió las lecciones del maestro, y después de algún tiempo creyó haberlo superado. Se sentía más fuerte, más ágil, y por ser más joven que su maestro, estaba seguro de vencer fácilmente al viejo leñador. Así que lo desafió a una competencia  de ocho horas, para saber cuál de los dos podía cortar más árboles.

El maestro aceptó el desafío, y el joven leñador comenzó a  cortar los árboles con entusiasmo y vigor.

Entre árbol y árbol, miraba a su maestro, pero la mayor parte de las veces lo veía sentado. El joven volvía entonces a sus árboles, seguro de vencer, y sintiendo pena por su viejo maestro.

Al caer el día, para gran sorpresa del joven, el viejo maestro había cortado muchos más árboles que él.

– ¿Cómo puede ser? – se sorprendió. ¡Casi todas las veces que lo miré, usted estaba descansando!.

– No, hijo mío, yo no descansaba. Estaba afilando mi hacha.

Esa es la razón por la que has perdido.

…..

…La diferencia entre un hombre y otro no se encuentra en su fuerza o en su destreza al hacer las cosas, consiste en aprovechar las lecciones de la experiencia.

La naturaleza (decían “los antiguos”), no avanza a los saltos, y el crecimiento, mucho menos.

La experiencia no consiste en lo que se ha conseguido, sino en lo que se ha aprendido, porque lo importante no es llegar una vez con el máximo esfuerzo, lo importante es conocer todos los senderos posibles para llegar siempre a la cima, disfrutando del paisaje…

 

Mirada desde la Luna, la Tiera es una preciosa bola celeste que parece contener un montón de cosas hermosas.

Pero nuestra Tierra hoy se está enfermando por la insensatez de algunos hombres...

Si queremos que desde el exterior la Tierra siga siendo un bello planeta, debemos cuidarla y mimarla desde el interior.

Todo lo que el hombre le hace a la Tierra, se lo hace a si mismo.

Porque no somos Dioses...

Somos hijos de la Tierra.

Milenium te pide que cuides ésta Tierra

para que las próximas generaciones la encuentren sana y viva.

 

Si lo mejor de todo no es la amistad,

ni la alegría,

ni el placer,

ni la paz,

ni la libertad...

 

si lo mejor de todo no es el respeto,

ni la familia,

ni el trabajo;

no es la la honradez,

ni la fidelidad a uno mismo,

ni la paz interior,

ni descubrir quiénes somos, ni de dónde venimos...

 

si lo mejor de todo no es conseguir las metas,

ni enamorarse...

si no son los hijos, ni un paisaje increíble,

ni estar sano...

 

si lo mejor de todo no son las virtudes,

 ni los sentimientos,

ni la vida...

escríbele una carta al cielo y cuéntale, y cuéntanos,

qué es para ti, lo mejor de todo ?

 

Una mujer salió de su casa y vio a 3 ancianos sentados en la calle, y pensó deben estar hambrientos.

 

Entonces les dijo: 

Por favor entren a mi casa y les daré algo de comer…

 

Ellos preguntaron:

_¿Está el hombre de la casa presente?

_No.  (Dijo ella) _Él está en su trabajo.

 

_Entonces no podemos entrar.

Al anochecer cuando su esposo llegó a casa, le contó lo que había ocurrido.

_Ve a decirles que ya estoy en casa e invítalos a entrar.

 

La mujer salió, e invitó a los 3 hombres.

 

_Nosotros no entramos a ninguna casa juntos, …contestaron.

 

_¿Por que?,… quiso saber la mujer

 

Uno de los ancianos señalando a otro de ellos explicó:

_Su nombre es Abundancia,…

y luego señalando a otro dijo:

_Y él es éxito. 

_Y yo soy  Amor.

_Ahora entra a tu casa y pregúntale a tu esposo a ¿cuál de nosotros quiere invitar?.

 

La mujer  le contó a su esposo lo que le habían dicho.

 

_Ya que este es el caso, invitemos a abundancia, y que llene nuestra casa con abundancia,… dijo el esposo.

 

_Y ¿por qué no invitamos a éxito?,… le respondió su esposa.

Y así cambiaron ideas, hasta que su pequeña hija que estaba escuchando sugirió:

_ ¿ No sería mejor invitar a Amor?, nuestra casa se llenaría de amor! .

_Sigamos el consejo de nuestra hija,… (dijeron los dos).

Que amor sea nuestro invitado !.

 

La mujer salió y le preguntó a los 3 ancianos:

_¿Quién de ustedes es amor?, por favor entre, es usted nuestro invitado.

 

Amor se levantó y empezó a caminar hacia la casa. Los otros dos se pararon y lo siguieron.

 

Sorprendida, la señora le preguntó a abundancia y a éxito:

_ ¿No es que los 3 juntos no podían entrar?.

_ Si solo he invitado a Amor, ¿Por qué vienen ustedes también?

 

Los ancianos entonces hablaron:

_Si hubieras invitado a Abundancia o  Éxito, nosotros dos nos hubiéramos quedado afuera, pero como invitaste a Amor, a donde quiera que él vaya,  vamos nosotros con él.

_Porque solo donde hay verdadero amor puede llegar la abundancia y el éxito.

 

Si todos dejáramos de quejarnos solo por un día,

se produciría un tremendo silencio en el mundo.

Y si al llegar la noche diésemos un repaso a todo lo que hemos recibido de la vida,

el silencio sería sustituido por un canto de gratitud.

 

Si la mañana nos despierta sin placeres nuevos,

si la tarde no nos da ninguna esperanza de tener nuevos placeres...

podemos esperar

Siempre hay un día mejor !!

En esta radio creemos que siempre.... lo mejor está por venir !!

 

MILENIUM  88.7 FM

 

Av. Roosevelt y Salt Lake, Pda. 14

Torre Antares - Apto. 201

(+598) 42 493049

Punta del Este

Uruguay